Ha entrado en vigor el segundo Estado de Alarma que, en principio, finalizaría a las 00:00 del 9 de noviembre, pero se espera se prorrogue hasta el 9 de mayo de 2021.

Ha sido publicado esta tarde de domingo en el BOE, mediante Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

Las medidas temporales de carácter extraordinario que ya se han adoptado por todos los niveles de gobierno deben ahora intensificarse sin demora a la vista de la evolución de la epidemia para prevenir y contener los contagios y mitigar el impacto sanitario, social y económico.

Así, en Castilla y León fueron publicadas dichas medidas el 24/10/2020, decretando la reducción de movilidad nocturna desde las 22:00 horas a las 06:00 horas, prohibiendo la circulación por espacios públicos, salvo causa justificada (adquisición de productos farmacéuticos y de primera necesidad, asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, desplazamiento al lugar de trabajo, asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, retorno al lugar de residencia habitual, causa de fuerza mayor o situación de necesidad y cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada).

También Euskadi dictó las últimas medidas para determinados territorios, así como para toda la Comunidad mediante la ORDEN de 22 de octubre de 2020, de la Consejera de Salud, publicadas el 23/10/2020, con distintas recomendaciones y limitaciones en distintas actividades. Las mismas han variado con el Decreto 36/2020.

Este real decreto contempla medidas de diversa naturaleza para hacer frente a la expansión del virus. Se establece, con excepciones, la limitación de la libre circulación de las personas en horario nocturno; se establece la posibilidad de limitar la entrada y salida de los territorios de las comunidades autónomas y ciudades con Estatuto de autonomía, así como de ámbitos territoriales de carácter geográficamente inferior; se establece la posibilidad de limitar la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados; y se prevé la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan imponer la realización de prestaciones personales obligatorias en el ámbito de sus sistemas sanitarios y sociosanitarios.

La autoridad competente será el Gobierno de la Nación y, en cada comunidad autónoma y ciudad con Estatuto de autonomía, la autoridad competente delegada será quien ostente la presidencia de la comunidad autónoma o ciudad con Estatuto de autonomía, quedando habilitadas para dictar, por delegación del Gobierno de la Nación, las órdenes, resoluciones y disposiciones necesarias sin que sea precisa la tramitación de procedimiento administrativo alguno ni ratificación judicial alguna.

Se establece que, durante el periodo comprendido entre las 23:00 y las 6:00 horas, a salvo Canarias, las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades:

a) Adquisición de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Asistencia a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia.

d) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales.

e) Retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de las actividades previstas en este apartado.

f) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

i) Repostaje en gasolineras o estaciones de servicio, cuando resulte necesario para la realización de las actividades previstas en los párrafos anteriores.

La autoridad competente delegada correspondiente podrá determinar, en su ámbito territorial, que la hora de comienzo de la limitación prevista sea entre las 22:00 y las 00:00 horas y la hora de finalización de dicha limitación sea entre las 5:00 y las 7:00 horas.

Se restringe la entrada y salida de personas del territorio de cada comunidad autónoma y de cada ciudad con Estatuto de autonomía, salvo para aquellos desplazamientos adecuadamente justificados.

La permanencia de grupos de personas en espacios de uso público, tanto cerrados como al aire libre, quedará condicionada a que no se supere el número máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes y sin perjuicio de las excepciones que se establezcan en relación a dependencias, instalaciones y establecimientos abiertos al público. No estarán incluidas en esta limitación las actividades laborales e institucionales ni aquéllas para las que se establezcan medidas específicas en la normativa aplicable.

Las reuniones en lugares de tránsito público y las manifestaciones realizadas en ejercicio del derecho fundamental regulado en el artículo 21 de la Constitución podrán limitarse, condicionarse o prohibirse cuando en la previa comunicación presentada por los promotores no quede garantizada la distancia personal necesaria para impedir los contagios.