Ampliados los ERTEs y las ayudas de autónomos hasta el 31 de enero de 2021, manteniéndose en el 70% la base de cálculo para las prestaciones por desempleo y se crean los denominados «ERTE por impedimento» y «ERTE por limitaciones».

El Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, aparte de regular centrarse en regular los ERTE, quedan ampliadas también hasta el 31 de enero de 2021 las prestaciones por cese compatible con la actividad y para autónomos de temporada y en paralelo se crea una nueva prestación extraordinaria por suspensión de actividad dirigida a aquellos trabajadores autónomos con una suspensión temporal de toda su actividad como consecuencia de una resolución de las autoridades administrativas competentes.

En referencia a los ERTE, cabe indicar lo siguiente:

  1. Prorroga automática de todos los ERTE de fuerza mayor vigentes hasta el 31 de enero de 2021.
  2. Se crean dos nuevas submodalidades de ERTE, el de impedimento y el de limitación de actividades con nuevas exoneraciones de cuotas.
  3. Se establece un régimen específico en materia de beneficios en las cotizaciones a la Seguridad Social para aquellas empresas pertenecientes a sectores con una elevada tasa de cobertura por expedientes de regulación temporal de empleo y una reducida tasa de recuperación de actividad.
  4. No se reducirá el porcentaje de la base reguladora de la prestación por desempleo asociada a los ERTES a partir de los seis meses de prestación, ni se consumirá desempleo de cara a futuras prestaciones
  5. Los trabajadores fijos discontinuos podrán percibir una prestación extraordinaria.
  6. Se establece una nueva salvaguarda de empleo de 6 meses.

Centrado en la prórroga de los ERTES y las ayudas para autónomos, se establecen la prórroga de otras medidas ya contenidas en reales decretos anteriores, como la prórroga de la suspensión de los desahucios y de la moratoria arrendaticia por COVID-19. Se configura una nueva categorización de consumidor vulnerable para el bono social eléctrico para unidades familiares con miembros en situación de desempleo, ERTE o pérdida sustancial de ingresos. Hay una bonificación del pago de los derechos arancelarios notariales y registrales derivados de la formalización e inscripción de la novación de un préstamo, leasing y renting que incluya la moratoria señalada en los artículos 18 al 23 del Real Decreto-ley 26/2020 de 7 de julio de 2020.

Finalmente indicar que el Real Decreto-ley 29/2020, de 29 de septiembre (BOE 30/09/2020),  ha aprobado medidas urgentes en materia de teletrabajo en las Administraciones Públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19. Se configura un marco normativo básico para que todas las administraciones públicas puedan desarrollar su propia regulación del teletrabajo, de necesaria adaptación en el plazo de seis meses.