En referencia a la medidas fiscales, el 13/03/2020 se publicó en el BOE (BOE-A-2020-3580) el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, que, entre otras medidas como igualar al personal encuadrado en el régimen del mutualismo administrativo que los periodos de aislamiento o contagio como consecuencia del COVID-19 tengan la consideración de situación asimilada a accidente de trabajo a efectos de la prestación económica por incapacidad temporal del correspondiente régimen especial de Seguridad Social como se estableció en el Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo, para los trabajadores encuadrados en el Régimen General de Seguridad Social, se concederá el aplazamiento en el ámbito de las competencias de la Administración tributaria del Estado del ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice hasta el día 30 de mayo de 2020, siempre que las solicitudes presentadas hasta esa fecha reúnan los requisitos a los que se refiere el artículo 82.2.a) de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, cuyas condiciones son, otorgando un plazo de seis meses y sin intereses.

El resto de haciendas forales han establecido el retraso en la finalización de la presentación de la Renta, entre otras. Así, la Diputación Foral de Bizkaia (Decreto Bizkaia 170320) ha aprobado una batería de medidas tributarias dirigidas a mejorar la liquidez de las personas de Bizkaia, especialmente de microempresas, pymes y trabajadores autónomos, extendiendo hasta el próximo 1 de junio el plazo voluntario de presentación de autoliquidaciones y declaraciones, a excepción de aquellas que deban tramitarse obligatoriamente en la sede electrónica de la Hacienda Foral, se amplía el plazo voluntario de presentación e ingreso de autoliquidaciones correspondientes al mes de febrero hasta el 14 de abril de 2020, el ingreso de las liquidaciones cuyo vencimiento se produzca a partir del 16 de marzo de 2020, se extenderá así mismo quince días naturales, se aprueba un aplazamiento excepcional de las deudas tributarias de trabajadores autónomos, microempresas y pequeñas empresas: las deudas cuyo plazo voluntario de presentación e ingreso finalice entre el 16 de marzo y el 1 de junio de 2020 podrán ser aplazadas sin garantía y sin devengo de intereses de demora; el pago de estas deudas se suspenderá durante un periodo de tres meses desde la finalización del periodo voluntario, y se ingresará a partir de entonces en seis cuotas mensuales de igual importe; se retrasa un mes el pago del plazo correspondiente a marzo de los aplazamientos concedidos, por lo que el 25 de marzo Hacienda no cobrará estos vencimientos, retrasando así mismo un mes los vencimientos restantes y esta medida no acarreará el devengo de intereses de demora; finalmente las personas físicas que realizan actividades económicas no estarán obligadas a autoliquidar e ingresar los pagos fraccionados de IRPF correspondientes al primer y segundo trimestre de 2020.

Por otro lado y aparte de las medidas que cada uno de los ministerio (Interior, Sanidad, Defensa y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) están estableciendo y publicando en el BOE diariamente, hoy el Presidente del Gobierno ha adelantado las medidas que saldrán en el Boletín Oficial del Estado mañana (RD-Ley medidas excepcionales en el ámbito laboral.docx.docx):

a) Permitir a los trabajadores reducir su jornada de trabajo hasta el 100 por cien para conciliar.

b) Se flexibilizará a las empresas la adopción de ERTEs por «fuerza mayor» si se han visto afectadas por motivo de salud pública, como cierre de centros, cancelación de actividades, restricciones a la movilidad de personas o mercancías o aislamientos para evitar contagios. En estos casos, las empresas tendrán que remitir a la autoridad laboral un informe que explique las circunstancias que le han motivado y será resuelto por la autoridad laboral en un plazo máximo de siete días.

c) Todos aquellos trabajadores afectados por esta causa tendrán acceso a la protección por desempleo sin exigir periodo de carencia y su duración se extenderá hasta la finalización del período de suspensión del contrato de trabajo o de reducción temporal de la jornada.

d) Se flexibilizará el acceso a la prestación por cese de actividad de los autónomos y se eximirá del pago de cotizaciones a la Seguridad Social para aquellos autónomos que vayan al paro. Los beneficiarios serán autónomos cuya actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 % en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

d) El presidente del Gobierno también ha anunciado una línea de avales para las empresas con valor de hasta 100.000 millones.

e) El Gobierno ha reformado la normativa sobre inversiones exteriores para impedir «que empresas de fuera de la Unión Europea (UE) puedan hacerse con el control de las cotizadas aprovechando la caída conyuntural de sus acciones en esta situación», en referencia al desplome registrado por las bolsas europeas durante estas últimas semanas.