La Orden SND/388/2020, de 3 de mayo, establece las condiciones para la apertura al público de establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados, las condiciones en las que deben desarrollarse las actividades de hostelería y restauración, así como las condiciones en las que debe desarrollarse la actividad deportiva profesional y federada, y archivos.

  • Se podrá la apertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales cuya actividad se hubiera suspendido, a excepción de aquellos que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados o que tengan carácter de centro o parque comercial, salvo aquellos negocios que tengan acceso directo e independiente de éstos. Deberán establecer un sistema de cita previa que garantice la permanencia en el interior del establecimiento o local en un mismo momento de un único cliente por cada trabajador (sin que se puedan habilitar zonas de espera en el interior de los mismos), se garantizará la atención individualizada al cliente con la debida separación física o mediante la instalación de mostradores o mamparas, y se establecerá un horario de atención preferente para mayores de 65 años que deberá hacerse coincidir con las franjas horarias para la realización de paseos y actividad física de este colectivo. Los desplazamientos a estos establecimientos y locales sólo podrán efectuarse únicamente dentro del municipio de residencia, salvo que el servicio o producto no se encuentre disponible en el mismo. Se establecen medidas de protección e higiene para los locales, trabajadores y clientes. Como particularidad, los establecimientos del sector comercial textil, y de arreglos de ropa y similares, los probadores deberán utilizarse por una única persona y después de su uso se limpiarán y desinfectarán; en caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes de que sea facilitada a otros clientes.
  • Las actividades de hostelería y restauración podrán realizarse mediante servicios de entrega a domicilio y mediante la recogida de pedidos por los clientes en los establecimientos correspondientes, quedando prohibido el consumo en el interior de los establecimientos. El titular de la actividad deberá poner, en todo caso, a disposición de los clientes geles hidroalcohólicos en condiciones de uso y papeleras con tapa de accionamiento no manual, dotadas con una bolsa de basura.

La fase I está regulada en la Orden SND/386/2020, de 3 de mayo, que la explicamos en la siguiente página.