Según ha comentado la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, «apostamos por medidas más garantistas, requisitos más restrictivos para avanzar de forma segura y sin asumir riesgos innecesarios» en este proceso de desescalada en Euskadi, marcando unas directrices.

Medidas que se visualizarán con aplicación del Plan Bizi Berri de transición sanitaria, social y económica impulsado por el Gobierno Vasco, para el retorno progresivo a la normalidad desde la salvaguarda de la salud pública.

Así, la movilidad entre municipios permanecerá restringida a motivos laborales y algunas pocas excepciones durante otros quince días. El Gobierno Vasco tiene la potestad de aplicar esta medida porque la orden del Gobierno central, en el artículo 7.4, recoge que quien ostenta el poder de decisión es la presidencia de la comunidad autónoma. Sí estará permitida la movilidad interterritorial entre municipios colindantes de tránsito habitual y actividades socieconómicas ordinarias, como es el caso de Eibar y Ermua. En cambio, está prohibido el desplazamiento a la segunda vivienda, aunque sea en el mismo territorio.

También se mantienen las franjas horarias establecidas hasta ahora para salir de casa a pasear o hacer deporte. No hay modificaciones, salvo para acudir a los comercios que estén abiertos o a una terraza de un establecimiento de hostelería (con el 50% de las mesas), siempre que sea en grupos de un máximo de diez personas y se mantengan la distancia de seguridad de dos metros con otros grupos. Las reuniones en casas, también con un máximo de diez personas, se permiten.

Una de las novedades es que se permitirán las visitas a las personas hospitalizadas, siempre que se encuentren en zonas de ‘no Covid’. Será una persona por ingresado, a poder ser siempre la misma, y para autorizarlas se evaluará cada caso individualmente, teniendo en cuenta la situación sanitaria y emocional del paciente.

El transporte público solo se recomienda para acudir al trabajo y no para actividades de ocio. Desde el lunes se tomará la temperatura en estaciones cerradas de Euskotren, las tres intermodales de las capitales y en el metro, y siempre llevando mascarilla.

Las medidas se vemos en la siguiente página.