Especialistas en Mediación de Accidentes de Tráfico

BILBO CONSULTEC puede ejercer ya mediación en el ámbito de accidentes de circulación, al estar especializado en responsabilidad civil en el ámbito de la circulación y en el sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

El artículo 7.8 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, de acuerdo a las modificaciones introducidas por la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, con efectos a partir del 1 de enero de 2016, recoge la posibilidad de acudir a un procedimiento de mediación antes de acudir a la vía judicial, siempre que no estemos de acuerdo con la oferta que nos haya remitido la aseguradora como perjudicado y beneficiario de cualquier tipo de indemnización a que tengamos derecho por los daños sufridos en nuestra persona y bienes, así como los gastos y otros perjuicios a los que tengamos derecho según establece la normativa aplicable, consecuencia de un accidente de circulación.

Aparte del derecho a pedir un informe pericial complementario del Instituto de Medicina Legal a costa del asegurador (art. 7.5), se puede solicitar una mediación de conformidad con lo previsto en la Ley 5/2012, de 6 de julio, por parte del perjudicado en el plazo máximo de dos meses, a contar desde el momento que hubiera recibido la oferta o la respuesta motivada o los informes periciales complementarios.

Dicha mediación se realizará conforme al procedimiento establecido en el artículo 14 y lo llevarán a cabo “profesionales especializados en responsabilidad civil en el ámbito de la circulación y en el sistema de valoración”, y es en este campo donde uno de los expertos de este despacho de BILBO CONSULTEC, don PEDRO L. DÍAZ REAL (inscripción), quien ya se ha especializado en dicha materia y, por ende, poder ejercer dicha mediación, con las ventajas que suponen frente a la vía judicial y sus interrogantes, pues en la mediación se procurará posibilitar un acuerdo entre las partes velando para que todas ellas dispongan de toda la información y, sobre todo, que sea la misma.

En este proceso de mediación, las partes son plenamente  libres de alcanzar o no un acuerdo y de desistir del procedimiento en cualquier momento, el mismo no podrá ser superior a tres meses y, si se llegare a un acuerdo, el mismo será vinculante y podrá instarse su elevación a escritura pública al objeto de configurarlo como un título ejecutivo.

Publicado en noticias