CLAUSULAS ABUSIVAS y RESTITUTIO IN INTEGRAM (1.303 CC)

Tal y como informa www.eleconomista.es, el abogado general del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) Nils Wahl, afirmó que los tribunales nacionales no pueden modificar las cláusulas abusivas de las hipotecas y deben anularlas, en referencia a dos casos que afectan a Unicaja  y Caixabank.

A raíz del enfrentamiento entre varios clientes de Unicaja Banco y Caixabank, que iniciaron cuatro series de procedimientos de ejecución hipotecaria, el abogado ha analizado si la legislación española respeta la obligación que la normativa europea impone a los países de garantizar que las cláusulas abusivas no vincularán al consumidor.

Wahl señala en sus conclusiones que la ley española impone un límite a los intereses de demora que pueden exigirse mediante la ejecución de una hipoteca, de forma que el tipo de intereses de demora no puede ser superior a tres veces el interés legal del dinero.

Intereses de demora

En caso de que se haya superado ese límite, los jueces deberán dar al acreedor la posibilidad de ajustar el tipo de intereses de demora para que no supere el límite legal, recuerda el abogado.

Sin embargo, Wahl indica que la normativa europea obliga a los jueces nacionales a dejar sin aplicación una cláusula contractual abusiva, de modo que ésta no produzca efectos vinculantes para el consumidor.

Los jueces no tienen capacidad de modificar el contenido de estas cláusulas, por lo que en principio el contrato debe mantenerse sin más cambios que la supresión de las cláusulas abusivas, siempre que sea viable, señala el abogado general del alto tribunal comunitario.

Wahl recordó una sentencia anterior sobre un caso que enfrentaba al Banco Español de Crédito (Banesto) con un cliente, en la que el TJUE aclaró que un país no puede permitir a los jueces sustituir una cláusula contractual “abusiva” por otra que no lo sea.

Legislación española

Wahl aclaró que la actual legislación española de protección a los deudores hipotecarios no debe interpretarse en el sentido de que ésta obliga a los jueces españoles a moderar el tipo de intereses de demora, en lugar de declarar directamente la nulidad de la cláusula contractual abusiva.

No obstante, indica que si el Juzgado de la localidad sevillana de Marchena que lleva el caso considera que los tipos de los intereses moratorios de los dos préstamos en cuestión son abusivos, tendrá entonces que garantizar que los consumidores no se vean vinculados a las cláusulas abusivas, sin que sea posible modificar el tipo o sustituirlo por otro establecido en la ley española.

Las conclusiones de los abogados generales no son vinculantes, aunque el Tribunal de Justicia de la Unión Europea suele pronunciar sentencia en el mismo sentido en la mayor parte de los casos.

Publicado en noticias