Obligación de Remisión de Facturas

Desde el 1 de enero de 2017, las facturas deben remitirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto que grava la operación facturada cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal. Si el destinatario de la operación no es empresario ni profesional, la factura deberá remitirse en el momento en que se realice la operación.

Publicado el Real Decreto 596/2016, de 2 de diciembre, que modifica tanto el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido como el Reglamento de facturación, principalmente para introducir el nuevo sistema de suministro inmediato de información del IVA que entrará en vigor a partir del 1 de julio de 2017, también tiene vigencia en Bizkaia.

Se ha modificado el art. 18 del Reglamento de Facturación y el artículo 11 del Decreto Foral de Bizkaia 4/2013, de 22 de enero, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación, que establece que, a partir de 01/01/2017, las facturas deben remitirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto correspondiente a la citada operación o en el caso de las operaciones acogidas al régimen especial del criterio de caja antes del día 16 del mes siguiente a aquel en que se hubiera realizado la misma, cuando hasta 2016 el plazo era de un mes desde la fecha de su expedición.

En este sentido, las facturas deberán ser expedidas:

  • Cuando el destinatario no sea un empresario o profesional actuando como tal, en el momento de realizarse la operación.
  • Cuando el destinatario sea un empresario o profesional, antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto correspondiente a la citada operación.
  • En las entregas intracomunitarias de bienes, antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se inicie la expedición o el transporte de los bienes con destino al adquirente.

Es importante tenerlo en cuenta esto, pues, si no se expiden o no se remiten las facturas en el plazo estipulado, se estará cometiendo una infracción tributaria por incumplir las obligaciones de facturación.

Publicado en noticias